Entrevista: José María Álvarez Cruz

Llegó, con su madre y sus cuatro hermanos, a Madrid al poco de acabada la guerra civil, donde su padre fue fusilado en Sevilla por defender el gobierno legal como capitán del ejército republicano. Nació en San Roque (Cádiz) en 1929. Pisó las cárceles franquistas  por su compromiso político. Eligió la narrativa como vía artística, publicando, entre otros:  De la tierra sin sol, En la jaula, Encíclicas del pescador o Máscaras de la edad postrera. Premiado en numerosos certámenes de narrativa corta. De una familia de intelectuales y juristas, José María Álvarez ha enfocado su vida personal, profesional y literaria con la coherencia y la honestidad como claves de su actuación. Y de esta actitud, deviene una obra humanamente imprescindible.

Max Estrella: Eres de una familia de intelectuales. ¿Por qué elegiste la narrativa?

José Mª Álvarez: De todos los medios de expresión no oral, la narrativa me parece, con mucho, el   que cuenta con mejores medios para transmitir a terceros aquello que se quiera comunicar.

ME: Pisaste las cárceles franquistas. ¿En qué medida influyó en tu camino literario tu compromiso político?

JMA: Mi estancia en la cárcel fue consecuencia de mi compromiso político, y no me consta que influyera de manera determinante en mi trayectoria posterior.

ME: ¿Qué autores o autoras crees que han sido tu fuente más importante?

JMA: De los españoles, el bendito Galdós. De los extranjeros, no solo uno, sino la amalgama de los más grandes. De los ocho o diez indiscutidos.

ME: Fuiste reprimido y encarcelado por el franquismo. ¿Cómo vives el olvido que algunos pretenden?

JMA: Lo vivo como antes de la represión, aunque con mayor cautela; sabedor de que no se debe ignorar la correlación de fuerzas, ahora claramente negativas a nivel nacional y mundial.

ME: El cuento es especialmente practicado por ti en el conjunto de tu obra. ¿Por qué razones y con qué objetivo?

JMA: Mi vida profesional ha sido muy movida y he tenido pocos periodos de calma para redactar  una novela. Un cuento puede idearse y escribirse  en el periodo de espera en un aeropuerto.

ME: Es una delicia leer tu Céntimos de libertad en compañía, recopilación de cuentos reconocidos en importantes premios y prologados por personalidades de la política y la literatura española. ¿Qué te ha dado escribir estas pequeñas historias?

JMA: Responder a impulsos del momento, aunque ninguno desligado de mi ideología global.

ME: Casi al mismo tiempo has publicado Máscaras de la edad postrera, una vuelta atrás, a días juveniles. ¿Te acosa la melancolía? ¿Batalla contra el olvido?

JMA: Más bien lo segundo que lo primero. Lo segundo, que ha sido vida, debería tener el mismo peso en todo momento que lo vivido en el momento actual.

ME: En el prólogo al cuento Escritor en la encrucijada, Tuñón de Lara alude al intelectual orgánico de la burguesía. ¿Cómo ves actualmente esta figura?

JMA: Como prácticamente inexistente, y en gran medida culpable de la oscuridad de los tiempos actuales.

Haber ocupado un puesto de relevancia en una multinacional importante, cuyas circunstancias han sido y son las del capitalismo mundial, no ha cambiado básicamente lo que para mi es el gran esquema descrito en el Manifiesto Comunista. El análisis concreto de la realidad concreta me aporta una visión más exacta, aunque aparentemente se desprende de la observación de los hechos desnudos.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s